2016
Asistencia sociosanitaria

¿Qué inspiró este proyecto?

Panningen, una ciudad del sur de los Países Bajos, acoge el Ringoven, una antigua ladrillera. La fábrica cerró en 1989, algo que contribuyó a un declive general de la calidad de vida de la ciudad en los años siguientes. Cada vez más servicios sociales desaparecieron de la población. Pero la ladrillera protegida se renovó y reconvirtió, y desde 2014 es un animado punto de encuentro.

El Ringoven ofrece espacio a diferentes organizaciones sociales. Por ejemplo, hay una agencia que gestiona empleo para personas con dificultades de aprendizaje. Se ofrecen cuidados de día y actividades a personas mayores con demencia y hay una guardería para después del colegio. Una empresa social, Rendiz, también aporta servicios de hostelería y alquila locales.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Las diferentes organizaciones sociales y comerciales que tienen sede aquí llevan a cabo y apoyan conjuntamente los objetivos del Ringoven. Convierten el edificio en el corazón de la ciudad y sus alrededores. Los promotores de la reconversión han logrado que todas estas organizaciones conecten entre ellas. Y lo han hecho con éxito desde el punto de vista económico: el Ringoven (como parte de Rendiz) combina servicios de hostelería con el alquiler de propiedades a iniciativas sociales, y ofrece actividades de cuidados de día; todas ellas generan ingresos. El proyecto es un clásico ejemplo de emprendimiento social innovador.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

Triodos Bank financió la restauración interior del edificio. Pero su implicación fue más allá. Triodos Bank es un socio clave de Rendiz, el promotor de la reconversión. El banco piensa así en la posible financiación de proyectos similares de Rendiz en otros lugares de la provincia.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

La gran fortaleza del Ringoven es que acoge organizaciones de diferentes sectores, como la atención sanitaria, la educación y la hostelería. El proyecto muestra que este enfoque integrado puede funcionar. Resulta caro usar un edificio protegido como el Ringoven. La reconversión en un centro social multifuncional también supuso muchos costes. Pero un monumento como este puede ser rentable si sus costes son compartidos por varias partes.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

La zona alrededor de Panningen se enfrenta a varios problemas, desde una población envejecida y en declive a la disminución y desaparición de los servicios comunitarios.

La región no es única a este respecto: hay varias comunidades en los Países Bajos que afrontan problemas similares. Pero la rehabilitación del Ringoven es una potente respuesta a dichos problemas. Contribuye a la vitalidad de la comunidad y a la cohesión social en la ciudad. El edificio sirve además como centro e inspiración para otros proyectos. Desde la reapertura del Ringoven, diferentes organizaciones se están asentando no solo dentro sino también alrededor del edificio. Se ha abierto una escuela primaria al lado de la antigua ladrillera. Panningen vuelve a estar viva.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank contribuye a mejorar la calidad de vida de una comunidad. Está comprometido con el aumento de las oportunidades de desarrollo personal, con una sociedad solidaria y con el fortalecimiento de la ecología y el medio ambiente.

Es lógico, por tanto, que el banco participe en el Ringoven. A fin de cuentas, el proyecto ofrece oportunidades de desarrollo a las personas que viven a cierta distancia del mercado laboral, educación para los niños y también contribuye a la cohesión social de la ciudad. El servicio de hostelería utiliza productos regionales y de comercio justo. Y, por último, es un edificio hermoso (un monumento nacional) conservado para las generaciones futuras en una ciudad revitalizada.