2017
Agricultura y alimentación ecológicas y conservación de la naturaleza

¿Qué inspiró este proyecto?

La escala de la agricultura empezó a cambiar drásticamente en los años sesenta y setenta del siglo XX. Las granjas -cada vez más grandes- han generado todo tipo de efectos, muchos de ellos negativos y a menudo se ha reducido la libertad de movimiento y el bienestar de los animales. En contraposición, los alimentos y las granjas ecológicas sí que tienen en consideración el medio ambiente y el bienestar animal; por ejemplo, los animales tienen más espacio que en las granjas convencionales y la ingeniería genética y los pesticidas químicos no están permitidos. El desafío de DO-IT ha sido fomentar en las granjas este enfoque más sensato desde el punto de vista ambiental.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

DO-IT fue fundada en 1991 por Poppe Braam. A la empresa, y a su fundador, les mueve un firme compromiso con la difusión de la agricultura ecológica y el establecimiento de relaciones comerciales sostenibles con, y entre, agricultores de países en desarrollo y consumidores europeos. La empresa ha desarrollado relaciones con 170 proveedores de más de 20 países de Asia, África y Latinoamérica, a los que compra más de 850 productos; desde frutos secos, quinua, fruta deshidratada y azúcar hasta arroz y aceite de oliva. La empresa trabaja estrechamente con agricultores y cooperativas locales y comparte sus conocimientos sobre prácticas agrícolas ecológicas. DO-IT también ha lanzado dos marcas de consumo ­La BIO IDEA y Amaizin- que están disponibles en tiendas de productos ecológicos de toda Europa.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

En 2016, Triodos Organic Growth Fund adquirió una participación minoritaria en DO-IT. Este fondo es un inversor que comparte nuestra visión y el compromiso a largo plazo para que el proyecto crezca y logre sus otros objetivos.

En enero de 2014 se lanzó el fondo Triodos Organic Growth Fund, un fondo abierto a largo plazo. Invierte en el capital de empresas punteras no cotizadas que trabajan con productos de consumo sostenible en Europa, prestando especial atención a la alimentación ecológica, la ropa y la moda sostenibles y el cuidado personal.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

En 2018, DO-IT copatrocinará, por quinta vez, una popular serie de seis diálogos sobre el futuro de la agricultura y de los alimentos desde una perspectiva global. “It’s the Food, my friend” (“Es la comida, amigo”) pretende co-crear una visión amplia y a largo plazo de los alimentos, que contribuya a lograr un sector alimentario y agrícola económica, social y ecológicamente sostenible. En el evento participarán unas 300 personas con backgrounds muy diversos: agricultores, estudiantes, banqueros, comerciantes, consultores y cargos públicos.

Además, Poppe Braam, el CEO de DO-IT, es un miembro activo del consejo de la asociación neerlandesa de productores y comerciantes ecológicos (BioNederland) y de Stichting EKO-Keurmerk, el más antiguo y reconocido sello de calidad para alimentos ecológicos de los Países Bajos. Asimismo, participa activamente en la consolidación y creación de la Asociación Internacional del Comercio Ecológico (International Organic Trade Association).

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Por suerte, cada vez son más los consumidores que optan por comprar y consumir productos ecológicos. Para responder a esta demanda, es fundamental aumentar el cultivo ecológico, también en los países en desarrollo. Gracias a las relaciones a largo plazo que DO-IT ha establecido con agricultores y productores durante los últimos años, está en condiciones de contribuir a satisfacer esta demanda y dar prioridad a los intereses de los agricultores. Principalmente, DO-IT ha establecido sus propios proyectos agrícolas, con pequeños agricultores y cooperativas locales. El objetivo de sus proyectos de comercio justo no es solo acceder a productos ecológicos certificados de la mayor calidad, sino también contribuir a mejorar la calidad de vida de los agricultores con los que trabaja.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

La sociedad consume más recursos naturales de los que el planeta puede producir. Este uso excesivo global, impulsado por una mentalidad consumista y cortoplacista, provoca un agotamiento de los recursos naturales (por ejemplo, una disminución de la fertilidad de los suelos y una pérdida de la biodiversidad) y una menor resiliencia en las cadenas de suministro de los alimentos y otros productos de consumo. Estos retos exigen una transición muy necesaria hacia una producción y un consumo sostenibles; una transición con la que DO-IT y Triodos Bank están comprometidos.

Triodos Bank aspira a acelerar la transición hacia unos sistemas agrícolas y unas pautas de consumo más sostenibles gracias a la financiación de empresas, como DO-IT, de toda la cadena de suministro que protegen la naturaleza, fomentan la legitimidad y la transparencia, mejoran los medios de vida de los agricultores e impulsan el consumo responsable.