2015
Agricultura y alimentación ecológicas y conservación de la naturaleza

Thomas Harttung, cofundador de Aarstiderne

¿Qué inspiró este proyecto?

En general, si miramos la agricultura ecológica como una industria, podemos pensar que promete más de lo que ofrece. Søren (cofundador de Aarstiderne) y yo queríamos afrontar la forma en que se piensa acerca del sector y hacer de la agricultura ecológica un negocio de éxito. Lo que queríamos era cambiar la forma en que se perciben y consumen los alimentos.

¿Qué aspecto innovador incorpora?

Desde un punto de vista estratégico, durante los diez últimos años hemos tratado de integrar los alimentos ecológicos e impulsar su relevancia en el mercado. Nuestra innovación (de Søren y mía) consistió en ofrecer comidas preparadas, ampliando la oferta de frutas y verduras a carne y pescado, y despertando el entusiasmo de los consumidores por la alimentación ecológica. Además, estamos avanzando en el desarrollo de nuevos modelos de agricultura.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su actividad?

En 1999, la Conferencia Orgánica Mundial celebró un taller en el que intervine, sobre la aportación y la materialización de ideas ecológicas por parte del capital en inversiones verdes, así como sobre el desarrollo de un lenguaje basado en la confianza entre los emprendedores respetuosos con el medio ambiente y los bancos. Triodos Bank también participó en este taller y desde entonces forjamos una gran relación: Triodos invirtió en nuestra empresa y nuestra financiación ganó en sostenibilidad. Triodos entendió que esta iniciativa trata de aportar algo con sentido en el largo plazo.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Si nos fijamos en dónde estaremos en los próximos dos o tres años, el énfasis recaerá en el desarrollo de la siguiente versión o del próximo patrón de la agricultura ecológica. Dada la magnitud actual de la agricultura ecológica y el interés del público, estamos ante una gran oportunidad para que Aarstiderne pueda revisar los principios más fundamentales y crear un sistema de agricultura ecológica más acorde con las verdaderas aspiraciones y expectativas de nuestros clientes.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Aarstiderne ha crecido hasta convertirse en una empresa que presta servicio a 54.000 clientes, principalmente en Dinamarca, pero también en Suecia. Hemos ampliado la distribución de frutas y verduras para incluir comidas preparadas con ingredientes equilibrados, como carne y pescado, menús vegetarianos, de régimen, etc., así como recetas. Somos líderes en el mercado porque siempre ofrecemos una mejora en la calidad de vida de las personas y al mismo tiempo en su sostenibilidad: capacitamos a las personas para que puedan llevar la vida que realmente quieren vivir. Los profesionales jóvenes urbanos se enfrentan a grandes dificultades, pues adoran sus trabajos y sus carreras, pero esto afecta a su capacidad de cuidar de sí mismos y de sus hijos. Quieren soluciones de lunes a viernes y nosotros se las ofrecemos. Lo bueno es que nuestros clientes siempre tendrán nuevas ambiciones y siempre encontraremos maneras de ofrecer soluciones más útiles y compatibles con un mayor sentido de la felicidad, la sostenibilidad y la comodidad.

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Nuestros valores encajan en gran medida con los de Triodos. Triodos puede contribuir invirtiendo en nosotros a largo plazo y en otras empresas de filosofía similar que puedan aportar su granito de arena a un futuro común mejor y una mayor innovación. Respaldando a empresas inmersas en el mismo reto e invirtiendo en ellas, podemos incrementar las posibilidades de que nuestra filosofía se convierta en un movimiento de gran alcance.